Muchas veces se habla de la influencia que la personalidad de la madre tiene en la elección de la pareja y así como ocurre en este caso, la influencia de la madre ocurre en TODOS los aspectos de la personalidad de los hijos.

Es tan fuerte el sentimiento de amor y protección de las madres por sus hijos, que en muchas ocasiones, la sobreprotección que muy frecuentemente ejercen en sus hijos, les causa a éstos efectos negativos tales, que si tuvieran la capacidad de ver el FUTURO, aprenderían a preocuparse menos y concentrarse en lo más importante.

Criar hijos pone a prueba todo lo que eres y al resolver los problemas y ayudarle a tu hijo a transitar por nuevas experiencias (maravillosas y dolorosas), conocerás una felicidad que no se vive de otra manera.

Ser madre es el mejor regalo que puedes darte a ti misma, pero para llegar allá tienes que dirigir tu energía hacia el disfrute de la experiencia de ser madre. Tienes que darte fuerza sabiendo que experimentarás sentimientos negativos y descartando la culpa que éstos conllevan.

Una madre libre de remordimientos y de culpa aunque está dispuesta a renunciar a ciertas cosas, sabe cómo y cuando vivir el presente.

Asegúrate como madre de que la relación con tu(s) hijo(s) no solo se base en el “deber”, siempre velando porque se alimenten, estén limpios y ordenados, cumplan con sus tareas o que se vayan a dormir a la hora adecuada…

Si bien enseñarles disciplina y reglas es muy importante, no debes imponer a tu hijos deberes y objetivos para satisfacer tus expectativas como madre, pasando tal vez por alto, su vocación y sus aptitudes.

El juego y la diversión es parte “vital” en su desarrollo como niño y tu participación en estos momentos es muy importante para construir lazos de afecto, confianza, admiración, respeto y agradecimiento.

Tu hijo debe darse cuenta de que eres feliz al desarrollar una actividad distinta al hogar que te apasione y te enriquezca como persona, ya sea tu trabajo, un negocio, un deporte, un arte o una disciplina. Los niños son más visuales que auditivos, así que por más que les hables y les digas mil cosas… ellos ven quien eres y qué haces.

Entonces madre, qué clase de mujer elegirá tu hijo cuando sea adulto?

Espero que cuando llegue tu edad madura, puedas mirar retrospectivamente y dar gracias a Dios porque supiste criar hijos realmente felices y no “hijos exitosos” para los demás.

Feliz Día!

Equipo MiParejaMiEspejo.com.

Comentarios desde Facebook
Sé Sociable, Comparte esta información!