EL MODO COMO NOS TRATA EL MUNDO ES UN REFLEJO DE CÓMO NOS TRATAMOS A NOSOTROS MISMOS

Según el Dr. Ribeiro en su libro AUMENTE SU AUTOESTIMA, existen tres fases principales en el desarrollo de la Personalidad:

  1. La fase de absorción va desde el nacimiento hasta los 7 años de edad más o menos
  2. La fase de Modelado va desde los siete hasta los 14 años de edad aproximadamente y
  3. La fase de Socialización va desde los 14 hasta los 21 años.

La primera fase es en la que se aprende más, cuando la persona está más abierta a aprenderlo todo rápidamente. Los conocimientos y las creencias que se adquieren en esta fase quedan fuertemente impresos en la personalidad para toda la vida. Esta absorción es linguistica, por medio del lenguaje aprendiste todo lo que sabes y todo lo que crees. Tu comportamiento, entonces, está modelado por el lenguaje.

En la segunda fase al ir dejando la infancia y entrando a la adolescencia dejaste de absorber positivamente todo lo que oías y aprendiste a evaluar las cosas antes de creerlas. Y en la tercera fase ya no querías permanecer tanto tiempo con tus padres sino con tus amigos o compañeros de tu misma edad, es aquí cuando intentabas afirmar tu propia personalidad, aunque en el fondo, eras “como tus padres”.

Aunque casi todo se forme durante la primera infancia y se desarrolle normalmente hasta los 21 años de edad, esa estructura puede cambiarse en el transcurso de la vida, nunca es tarde!  Para eso es preciso acceder a las creencias codificadas en el cerebro y reprogramarlas. La clave principal de esa reprogramación es EL LENGUAJE.

Tanto los que se consideran vícitmas  como los que se consideran los mejores tienen en el fondo el mismo problema: una baja autoestima. La diferencia solo está en el mecanismo de compensación.

Un niño lesionado en su autoestima, para soportarlo y sobrevivir, comienza a inventar fantasías que compensen sus sufrimientos, la vida, con el tiempo, equilibra las fantasías con los hechos reales.

El problema aparece cuando la persona se pasa la vida entera fingiendo que se gusta a sí misma, pero no supera las creencias negativas que absorbió en la infancia.

 

EJERCICIO 1

El niño que hay en ti puede brindarte la alegría de vivir si lo tratas con cariño y consideración. Haz lo siguiente: pega una foto en la que estés solo(a), preferiblemente de cuando tenías de 3 a 7 años.  Coloca el retrato en un lugar bien visible , pero que sea tu rincón íntimo de la casa.

Todos los días, acuérdate de mirar la foto y responde para tus adentros la siguiente pregunta;

¿Qué voy a hacer hoy para que ese niño(a) que llevo en mi interior sea feliz?

EJERCICIO 2

Respira lenta y profundamente durante algunos instantes, preparando la mente para un proceso de reflexión . A continuación, responde a la siguiente pregunta:

¿Cuales son los cinco mayores problemas que tuviste durante la infancia? Escribelos y pon una nota de 1 a 10  a cada uno, la nota máxima es lo que te molestó profunda e insoportablemente.

Luego escribe las cinco mayores desgracias que podrían haber ocurrido en tu vida pero no ocurrieron. Esas desgracias tendrían que ser tan grandes que si les tuvieras que poner una nota solo sería el 10.

Ahora que tienes en mente esas desgracias, vuelve a los cinco problemas de la lista anterior, observa la nota que pusiste a cada uno de ellos y compárala con el 10 de las cinco desgracias.

¿Qué ocurre? ¿ Tal vez tus problemas no fueron tan graves? ¿Por Qué?

¡Simplemente porque cambió el punto de referencia!

La idea es que seas capaz de cambiar el punto de vista que tienes de tu infancia.

Lo importante no es lo que sucede sino cómo reaccionamos ante ello.

Todo pasó porque tenía que pasar. Si uno no quiere sacar provecho de una experiencia, por más dolorosa y dificil que sea, solo obtendrá perjuicio. ¿Qué es mejor, provecho o perjuicio? Puedes lamentarte de algo durante el resto de tu vida, o puedes hacer del mismo acontecimiento un verdadero aprendizaje, un trampolín para volar más alto a lo largo de tu existencia. ¿ Qué prefieres?  Te invito a conocer la biografía de Ophra Winfrey para que tengas una ilustración real.

EJERCICIO 3

Desde un punto de vista práctico, la autoestima de una persona se manifiesta en diferentes areas de su vida. Estas son algunas de las principales:

  • Salud
  • Finanzas
  • Amistades
  • Familia
  • Trabajo

Pon una nota de 1 a 10 a cada uno de estos aspectos de acuerdo a como consideres que se encuentran hoy en tu vida, la nota máxima de 10 es cuando te encuentras bastante  satisfecho en ese aspecto.

Responde a las siguientes preguntas:

¿Cual es el aspecto de tu vida en el que te gustaría mejorar hoy?

¿Cual es el aspecto en el que te sientes más satisfecho? La respuesta a esta pregunta genera un sentimiento de gratitud hacia la vida o hacia Dios. La gratitud es una actitud fundamental para que todo vaya cada vez mejor.

Ahora, respira hondo, entra en contacto con tu yo interior, deja vagar la mente. Ahora escribe lo que piensas acerca de cada uno de los anteriores aspectos, lo que escribas hace parte de tus creencias. La mayor parte de ellas las traes de la infancia.

Nuestro rendimiento nunca será mayor que la imagen que tenemos de nosostros mismos

Anota cual de esas creencias te gustaría excluir de tu vida porque no te son útiles o te son perjudiciales y cuales creencias te gustaría conservar porque son postivas. Anota algunas creencias que te gustaría incluir o programar en tu mente para mejorar tu vida.

Cuando sacas de tu armario la ropa vieja que ya no usas, creas espacio para prendas nuevas

levantar autoestima Algunas de las creencias que tenemos resultan ser una carga que llevamos toda la vida. La culpa es uno de los más frecuentes, pero  además de los sentimientos de culpabilidad hay una serie de preconceptos ya sea religiosos, sociales, raciales, sexuales, culturales o profesionales los cuales fueron inculcados durante tu infancia y ya no tienen nada que ver con la realidad actual, pero continúan limitando tus pasos.

A medida que vayas encarando los hechos pasados con una perspectiva diferente de la que has tenido hasta ahora, aceptando lo que sucedió, sabiendo que “lo que pasó, ya pasó“, tu autoestima aumentará, tendrás más energía para vivir aquí y ahora, más vitalidad y más posibilidades de ser feliz.

EJERCICIO 4

Relaja tu cuerpo, ponte cómodo(a). Respira lenta y profundamente inspirando por la nariz y soltando el aire por la boca, varias veces seguidas.

Responde las siguientes  preguntas:

  • ¿Quien ejerció más influencia en tu vida durante los primeros siete años? ¿Tu padre? ¿Tu madre? ¿A quién tenías más necesidad de agradar cuando eras niño?
  • ¿Cuales fueron las personas que tuvieron mayor impacto en tu vida? (Padres, abuelos, hermanos, profesores, amigos, vecinos, ídolos deportivos, artistas, escritores, etc.)

La opinión que tenías de tu madre en tu niñez es probablemente la opinión que tengas de la mayoría de las mujeres que encuentras en tu vida.

La opinión que tenías de tu padre en tu niñez es probablemente la opinión que tengas de la mayoría de los hombres que encuentras en tu vida.

Imagina que tienes cinco años y responde a las siguientes preguntas desde la perspectiva del niño de cinco años que fuiste y eres:

  • ¿Cuales eran los reproches que siempre me hacía mi padre cuando era niño?
  • ¿Cuales eran los reproches que siempre me hacía mi madre cuando era niño?
  • ¿Cuales eran los reproches que mi padre le hacía a mi madre cuando yo era niño?
  • ¿Cuales eran los reproches que mi madre le hacía a mi padre cuando yo era niño?
  • ¿Cuales eran las críticas que mentalmente yo le hacía a mi padre cuando era niño?
  • ¿Cuales eran las críticas que mentalmente yo le hacía a mi madre cuando era niño?
  • ¿Cuales eran los elogios que mi padre siempre me hacía cuando yo era niño?
  • ¿Cuales eran los elogios que mi madre siempre me hacía cuando yo era niño?
  • ¿Cuales eran los elogios que mi padre le hacía a mi madre cuando yo era niño?
  • ¿Cuales eran los elogios que mi madre le hacía a mi padre cuando yo era niño?
  • ¿Cuales eran los elogios que mentalmente yo le hacía a mi madre cuando era niño?

No basta con poseer este conocimiento de manera aislada, es necesario integrarlo con el hemisferio derecho de tu cerebro…

Procura entrar en contacto con tus sentimientos cuando piensas en estos asuntos. Si detectas resentimiento o falta de perdón, muy probablemente eso puede estar bloqueando tu autoestima.

Creemos tener opiniones respecto a las cosas, personas y lugares, pero en realidad es lo contrario, son las opiniones las que “nos tienen a nosostros”

Perdonar más que un acto de amor, es una señal de inteligencia.

EJERCICIO 5

Quiérete tal como eres.

Basándote en todo lo que te sucedió en la infancia, en todo lo que aprendiste, en tus muchas cualidades, y los ejercicios y las declaraciones positivas que has hecho, vas a escribir una carta de amor dirigida a ti mismo, en la que expreses todo lo que amas en ti.

Si, eso mismo.  Estás muy enamorado de esa persona que eres tú.

Comienza la carta así: “Querido(a)…” escribe tu nombre y no reprimas nada de lo que quisieras decir en una declaración de amor a ti mismo.

Todo lo que digas de positivo, aunque sea inventado, será utilizado por tu mente en tu favor para aumentar tu autoestima. Por lo tanto, no te cortes; tú eres una persona merecedora de todo tu amor.

Una vez escrita, guardala en un sobre cerrado. Siempre que lo desees, abrelo y relee tu carta pero no se la muestres a nadie. Es para ser leída solo por quien la envía y por quien la recibe:  TÚ.

Equipo MiParejaMiEspejo.com 

 

Comentarios desde Facebook
Sé Sociable, Comparte esta información!